Compensaciones inflacionarias reflejan además un IPC de 7,2% en dos años: Mercado apuesta por una inflación superior al 5,5% d

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: inflación, ipc

Medida que refleja los "premios" que se cobran para resguardarse del IPC da cuenta de que durante los 5 años que vienen, la inflación estará por sobre la meta del Banco Central.

Analistas destacan el endurecimiento de la política monetaria que ha impulsado el Central, por lo que ahora esperan una señal de Hacienda, con una menor expansión del gasto público.

Jonás Preller R.

"Es la inflación la que está impactando el ánimo de los consumidores, en parte, porque ya nos habíamos acostumbrado a la estabilidad de precios y, en parte, porque el fenómeno, por ahora, pareciera estar fuera de control". Esta frase de Roberto Méndez, al anunciar el IPEC de junio, resume el sentir generalizado del país. La cada vez más preocupante escalada de precios y que, al parecer, no tenderá a normalizarse en el corto plazo.

Según las compensaciones inflacionarias, que dan cuenta de lo que el mercado está pagando para "cubrirse" de la inflación, ni en cinco años el IPC se ubicará dentro del rango meta del Banco Central, que es de un 3% anual más/menos un punto, pues los papeles tienen internalizado un IPC de 5,51% al 2013; 7,18% en 2010 y 8,6% en 2009.

Pese a que los analistas concuerdan en que ésta no es necesariamente la medida más precisa para ver las expectativas de inflación, sí es una herramienta utilizada por quienes necesitan saber la tendencia del IPC y ver el impacto que las alzas de tasas del Central tienen en las expectativas futuras.

Según la economista de Nevasa, con el último aumento de 50 puntos en la TPM (a 7,25% nominal anual), el instituto emisor aún no ha logrado anclar las expectativas del mercado. "Si consideramos los papeles en pesos y en UF a cinco años, las expectativas aún están en torno a 5%", señala.

"Creo que el comunicado de la TPM evitó referirse a dos cosas claves: su visión respecto del tipo de cambio y sobre las expectativas futuras. Mi impresión es que el Banco Central debe tener un discurso más duro", señala Pablo Correa, economista jefe de Santander GBM.

Y como de mercado estamos hablando, la sobrerreación siempre es un peligro. Hugo Horta, de Mercado de Capitales y Renta Fija de IM Trust, asegura que estas expectativas siempre son más pesimistas u optimistas que la realidad.

"El mercado siente que de aquí a dos años la inflación va a estar anclada, pero hoy estamos a la mitad de la tormenta y cuesta ser frío", sostiene.

¿Qué son las compensaciones?

La compensación inflacionaria es la diferencia entre las tasas nominales (en pesos) e indexadas (reales, en UF) y sirve para medir las expectativas de inflación a los distintos plazos.

El papel del presupuesto 2009

En general, los expertos coinciden en que el Banco Central está "haciendo la pega", al aumentar la Tasa de Política Monetaria un punto en sólo dos meses y manteniendo su sesgo al alza para el futuro, por lo que ahora la señal más clara debiera venir por el lado del Ministerio de Hacienda y su anuncio de gasto fiscal.

En esta línea, Pablo Correa destaca que el Banco Central dio una señal el jueves y ahora Hacienda debe "darle una mano": "Lo que Hacienda pueda hacer con el presupuesto no tiene mucho que ver con la inflación, pero sería una señal de coordinación", argumenta.

Hugo Horta es aún más enfático: "Ahora lo que falta es la labor del Estado, y es lo que está esperando el mercado. Si las empresas y casas se están apretando el cinturón, lo que corresponde es que el Estado haga lo propio", sostiene.

"En este minuto, la pelota está del lado de Hacienda y del Central", señala Dolores Roeschmann.