Cobre exhibe primer repunte en diez días y provoca retroceso del dólar a $652

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: cobre

Una mala racha tuvo el cobre en las últimas semanas, en medio de las tensiones provenientes de la guerra comercial entre las principales potencias del mundo.

En las últimas diez jornadas consecutivas, el metal retrocedió 7,12%, llegando a cotizarse en US$ 2,87 la libra, precio que no se veía desde agosto del año pasado. Sin embargo, ayer rompió con su tendencia a la baja y subió 0,9% hasta US$ 2,9 por libra. Su avance estuvo impulsado por el cese de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, luego de que el viernes se concretaran las medidas arancelarias cruzadas entre Estados Unidos y China.

El alza del cobre impulsó al dólar a nivel internacional, lo que tuvo impacto directo en el tipo de cambio. Si bien este venía fortaleciéndose la semana pasada, en la jornada de ayer cayó $4,9 hasta los $652.

Pedro Pablo Larraín, director ejecutivo de Sartor, comentó que "el peso se ha fortalecido en línea con las menores tensiones comerciales globales; esto se ha traducido en flujos hacia países emergentes después de varias semanas con salidas. Al mismo tiempo, se han recuperado las materias primas, así el precio del cobre y del petróleo aumentó casi 1,0% en el día".

En tanto, Pablo Ormazábal, analista de Vision, advirtió que hay aún incertidumbres a nivel global que podrían impactar a la divisa estadounidense. "De momento, parece haber una pausa (en la guerra comercial). Pero hay que estar muy atento a los datos que vayan saliendo en EE.UU. y Europa, además de ver qué rumbo van tomando las políticas internacionales de Trump. Si en la reunión de la OTAN de esta semana se aprecia una mejor relación entre el Presidente estadounidense y sus aliados, es posible que la aversión al riesgo disminuya", comentó el analista de Vision.

Larraín, de Sartor, dijo que prevén que el peso chileno se fortalezca por razones fundamentales, pero que esto no será posible mientras no se despejen las tensiones comerciales. "La volatilidad estará presente mientras no se resuelvan todas las disputas y ruidos comerciales, para lo cual no hay plazos", sostuvo.