Chile marca hito medioambiental: será el primer país de América Latina que prohíbe bolsas plásticas en el comercio

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: bolsas

En el caso de las grandes tiendas, la medida comenzará a regir seis meses después de que la ley sea publicada en el Diario Oficial.

Un paso inédito para América Latina dio ayer Chile en materia medioambiental: se convertirá en el primer país de la región en impedir el uso de bolsas plásticas en el comercio.

Ayer, la Cámara de Diputados aprobó en tercer trámite y despachó del Congreso el proyecto de ley que prohíbe esos elementos en todo el territorio nacional. En otros países de la región hay regulaciones sobre el tema, pero se trata de normas de alcance comunal o provincial.

Por ejemplo, Buenos Aires, Sao Paulo y Ciudad de México tienen restricciones. En Colombia, en tanto, la normativa prohibió las bolsas que tienen un tamaño inferior a 30x30 centímetros, y las de mayor tamaño se pueden vender en el comercio.

La ley chilena aprobada partió como una serie de mociones refundidas que planteaban la prohibición en algunas localidades como la Patagonia. A fines del año pasado, el gobierno de Michelle Bachelet decidió impulsar esas iniciativas y planteó una indicación en la cual propuso restringir las bolsas en las 102 comunas costeras del país. Y finalmente, a fines de abril, la actual administración de Sebastián Piñera ingresó una indicación sustitutiva para ampliar la restricción a las 346 comunas de Chile, lo que fue aprobado ayer, con 134 votos a favor y una abstención.

De esta forma, quedarán restringidas las bolsas usadas para el transporte de mercaderías, a excepción de las que constituyan envases primarios de alimentos y las de basura, que se podrán seguir utilizando.

"Nos han dicho que seríamos el primer país de Latinoamérica en establecer esta prohibición. Es cierto y eso nos tiene que motivar", dijo la ministra del Medio Ambiente, Marcela Cubillos.

Fiscalización

Una vez publicada la ley en el Diario Oficial, el gran comercio -como es el caso del retail - deberá implementar la medida en un plazo de seis meses. Las medianas y pequeñas tiendas tendrán dos años para hacerlo. Y hasta que eso ocurra, los locales comerciales solo podrán entregar dos bolsas plásticas por cada compra que realice el cliente.

Las municipalidades se encargarán de fiscalizar la ley. A juicio de algunos diputados, esta nueva obligación que tendrán las comunas podría traerles problemas, ya que no todas cuentan con los recursos necesarios.

La ministra desestimó, sin embargo, esta situación, principalmente porque las multas de hasta 5 UTM con que se sancionará a los infractores irán en beneficio municipal.