Cambios al seguro de las AFP mejorarán pensión de mujeres

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: pensiones

A partir del 1 de julio pasado, las trabajadoras comenzaron a "ahorrar" parte del sobrecosto que pagan por el encarecimiento del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia.

Los cambios que comenzaron a regir desde el 1 de julio pasado en el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS) podrían aumentar la pensión de las mujeres más jóvenes en un rango incluso mayor que el popular bono por hijo nacido vivo.

A inicios de este mes, el SIS vivió importantes transformaciones. Una de ellas es que su costo se igualó para hombres y mujeres: 1,87% del sueldo imponible para ambos.

Hasta ahora, la mujer pagaba menos, ya que su riesgo es menor al del hombre, debido a que tiene una tasa de accidentabilidad y muerte menor. De hecho, el verdadero costo del SIS femenino llega sólo a 1,67%.

Sin embargo, la Reforma Previsional estableció una regulación especial en este punto. Si bien igualó el pago para ambos sexos, respetó el hecho de que la mujer es más "barata" que el hombre y la autorizó a ahorrar en su cuenta de capitalización individual esta diferencia de 0,2 punto porcentual entre su verdadero costo de SIS (1,67%) y el monto real que paga (1,87%).

Mensualmente, esta diferencia no es significativa. De hecho, para una trabajadora con sueldo tope (60 UF, equivalentes a unos $1.256.000), el ahorro mensual es de apenas $2.512. Sin embargo, como este dinero se ahorra mes a mes, y sobre él se aplica la rentabilidad del fondo en la que esté la afiliada, su aporte a la pensión no es nada despreciable.

De acuerdo con un cálculo hecho por BBVA Provida, una persona de 26 años con renta tope y sin lagunas previsionales podría aumentar su pensión en $24.921 al jubilarse a los 65 años si sus fondos rentan al 6% real anual.

Esta rentabilidad es menor a la obtenida en promedio año a año por el sistema, que alcanza más de 9% real promedio desde 1981 hasta la fecha.

Comparativamente, una mujer de 20 años aumentaría su pensión en algo más de $16.000 a partir de los 65 años gracias al bono por hijo nacido vivo si se le aplica el mismo 6% de rentabilidad.

Según analistas previsionales, este mayor aporte a la pensión se debe a que si bien el bono por hijo es mayor (casi $300 mil), se paga de una sola vez, mientras que los recursos obtenidos por el cambio del SIS son permanentes, aun cuando su volumen es menor.

Pese a esto, el efecto se va diluyendo en la medida en que la mujer avanza en edad. Por ejemplo, una trabajadora de 50 años con renta tope y sin lagunas de cotización aumentará su pensión en $3.888 mensuales a partir de los 65 años gracias al aporte del ahorro del SIS (asumiendo un retorno real anual promedio de 6%). Sin embargo, por el aporte por hijo nacido vivo (considerando que tenía 50 años cuando partió el beneficio) recibirá más $8.000 al mes a contar de los 65 años, considerando la misma rentabilidad anual.

¿Qué es el SIS, y a quiénes cubre?
El Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS) es una parte central del sistema de pensiones chileno y otorga dos tipos de cobertura: a quienes quedan inválidos, ya sea de manera parcial o total, y a los beneficiarios (deudos) del afiliado que fallece.

Existen dos grados de invalidez. La parcial, cuando el cotizante pierde entre la mitad y dos tercios de su capacidad física de trabajo, y la total, cuando supera los dos tercios de incapacidad. La pensión parcial del SIS alcanza el 50% del ingreso base, mientras que la total se encumbra al 70% de este ingreso base. En la pensión de sobrevivencia, en tanto, el seguro entrega un ingreso mensual a los beneficiarios, que pueden ser el cónyuge, los hijos o los padres del difunto.