Bencinas sumarían alza de $40 a mediados de enero en medio de atraso de proyecto de ley

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: bencinas

Iniciativa -que crea dos mecanismos para mitigar variaciones en los precios de los combustibles- debía ser votada por la Cámara Alta el miércoles, pero el Ejecutivo la retiró de la tabla.

SILVANA CELEDÓN PORZIO
Más de cinco meses lleva en tramitación el proyecto del Gobierno que crea un nuevo mecanismo de protección para los consumidores frente a las variaciones en los precios internacionales de los combustibles.
Esta situación había pasado prácticamente desapercibida hasta diciembre pasado, sin embargo el alza en el precio de los combustibles -producto de la mayor demanda mundial y del incremento del dólar en el mercado local (tras la intervención)- ha despertado las luces de alerta en el mercado.
De acuerdo a la economista jefe de Econsult, Michèle Labbé, las bencinas sumarían un alza de $40 a mediados de este mes, debido a los factores externo y el tipo de cambio, lo que ubicaría el precio de dicho combustible en torno a los $730 a fines de la próxima semana.
El problema radica en que el alza afecta directamente al bolsillo de los consumidores, ya que actualmente las autoridades no cuentan con ningún mecanismo en estos momentos para mitigar las oscilaciones en los combustibles.
Cuando el Ministerio de Hacienda anunció el 13 de julio el proyecto que creaba un nuevo instrumento (en reemplazo del Fepco que caducó el 1 de julio) sostuvo que la idea era contar con un Sistema de Protección de Precios de Combustibles (Sipco) en una etapa inicial y hacia inicios de este año avanzar hacia un Seguro de Protección (Sepco) (ver recuadro).
Sin embargo, ambos mecanismos están a la espera de la aprobación en el Congreso. El miércoles pasado debía votarse en la Sala del Senado, sin embargo el Gobierno lo retiró de la tabla dado que el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y el subsecretario de la cartera, no pudieron asistir a dicho trámite. Se prevé que la discusión se retome la próxima semana.
De acuerdo al economista jefe de Banchile, Rodrigo Aravena, y el experto de BICE Inversiones, Cristóbal Doberti, mientras más tiempo tarde en implementarse el nuevo sistema "más riesgos" hay de que los incrementos en los precios internacionales del petróleo se traspasen a las tarifas domésticas de combustibles.
Las bencinas y el diésel (ambos protegido por el Sipco) tienen un efecto directo de 3,4% en la canasta de IPC. Si se traspasa el alza en torno a 6% anotada por el tipo de cambio a los combustibles y de estos últimos a la inflación, el IPC sería un 0,2% más alto en el mes que se registre el aumento.
Aravena agrega otro aspecto y es que el Sipco permite mayores variaciones de precio (12,5%) en comparación al antiguo Fepco, que ante un alza o baja de 5% entraba en acción. Por lo que podría esperarse un traspaso de los precios internacionales a los domésticos mucho más rápido.
IMPACTO
El problema radica en que actualmente no hay ningún mecanismo para mitigar las oscilaciones en los combustibles.

US$ 100
alcanzaría el barril de petróleo WTI este año, ante un mayor dinamismo de la economía global. Desde diciembre el precio ha aumentado por la ola de frío en el hemisferio norte.
US$ 88,4
cerró la jornada de ayer el barril de petróleo WTI, cifra que representa una baja de 2,13% respecto del cierre del miércoles, donde alcanzó los US$ 90,3 el barril.
US$ 94,3
es el precio para el barril de petróleo con entrega al próximo mes de diciembre, de acuerdo a Bloomberg. El precio de los futuros del crudo ha subido con fuerza en el último mes.

Los dos sistemas que propuso el Ejecutivo

SIPCO
Es un sistema que evita las fuertes oscilaciones en los precios de los combustibles. Se trata de un impuesto variable, que disminuirá cuando los combustibles se disparen a nivel internacional y, por lo tanto, provocará que los consumidores en Chile se beneficien de menores precios. El mecanismo opera a la inversa cuando los combustibles caen.

En la práctica, el sistema restablece el ancho de banda de +/- 12,5% sobre el precio de paridad del petróleo en Chile, que calculan semanalmente la Enap y la CNE. De esta forma, por ejemplo, si la gasolina de 93 octanos sube más de 12,5% sobre el precio promedio establecido se aplicará un gravamen menor que el impuesto específico de seis UTM por metro cúbico. Por el contrario, si la señalada gasolina baja más de 12,5% el tributo será mayor.
El objetivo es llevar nuevamente los precios hacia la banda fijada, que es mucho más amplia que la que operó durante el Fondo de Estabilización de los Precios del Petróleo (Fepco), que establecía un techo de +5% y un piso de -5%.

SEPCO
En una segunda fase, denominada Seguro de protección ante variaciones de precio de los combustibles (Sepco), el componente variable del impuesto será reemplazado con un seguro que contrataría el Estado en el exterior. Para este efecto hará uso de instrumentos derivados denominados opciones. Por ejemplo el contrato de seguro podría apuntar a US$ 80 por barril. Si el precio en el mercado sube a US$ 100, el Estado ejercería la opción y la aseguradora debería cubrir los US$ 20 de diferencia.

Riesgos de demora en contratación de seguros
Las proyecciones para el petróleo van al alza y, por tanto, los precios futuros del crudo avanzan en la misma dirección.

De hecho, el 6 de diciembre pasado los precios de los futuros de petróleo al cierre de este año estaban en US$ 88 por barril, mientras que ayer la cifra ascendió a US$ 94,25 (ver infografía).
Por ende, hace un mes los valores del crudo a diciembre de 2011 se cotizaban un 5,1% más barato de lo que se cotizaban ayer.

El Sepco funcionaría, de acuerdo al proyecto de ley del Gobierno, a través de la compra de opciones de futuros de precios del petróleo para cubrir posibles alzas del mismo.
Al respecto, la economista jefa de Econsult, Michèle Labbé, advierte que mientras más tiempo tome el Gobierno en contratar los seguros, más alto será el valor al que Chile tome la cobertura, y mayor espacio habrá para que suban los precios de los combustibles a nivel local.

Con esta postura coincide el economista jefe de BanChile, Rodrigo Aravena, quien sostiene que si el país hubiese tomado una cobertura a US$ 80 ya estaríamos cubiertos ante las actuales alzas.

En la joranada de ayer el petróleo al contado cerró en US$ 88,4 el barril.
El experto enfatiza en la importancia de acelerar la contratación de seguros para poder acceder a mejores precios.

Postura que apoya Cristóbal Doberti de BICE Inversiones, quien agrega que "lo ideal" es acceder a coberturas con niveles bajos en la cotización del petróleo. Esto, porque la cobertura permite ahorros en el exceso del precio fijado.