Aumento de 50 puntos estuvo en línea con las estimaciones del mercado: Banco Central sube de 6,75 a 7,25% tasa de interés y a

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: banco central, emisor, tasa

Instituto emisor reconoció en su comunicado una propagación inflacionaria mayor que la prevista.Analistas ven en esta decisión el claro propósito del banco de anclar las expectativas de inflación de los agentes económicos.

L. CASTAÑEDA y F. Garrido

En una medida ampliamente esperada por el mercado, el Consejo del Banco Central resolvió subir la tasa de interés de política monetaria (TPM) desde 6,75 a 7,25% anual, el nivel más alto desde enero de 1999.

Al mismo tiempo, el instituto emisor introdujo nuevamente un sesgo alcista de la TPM hacia el futuro, señalando que "en el escenario más probable serán necesarios ajustes adicionales para asegurar la convergencia de la inflación a la meta".

Fundamentó su decisión señalando que este aumento de la tasa es necesario para asegurar la convergencia de la inflación hacia el 3% en el horizonte de política, que es de dos años.

Para Guillermo Patillo, de la Universidad de Santiago, claramente el objetivo del Central es anclar las expectativas de inflación de los agentes económicos. En la última encuesta de expectativas del Banco Central, analistas proyectaban una inflación de 3,8% en un horizonte de dos años.

Nuevas alzas en los precios de la energía y de los alimentos llevaron al IPC de junio a un nivel que superó significativamente lo anticipado, señaló el Banco Central. La inflación subyacente y las medidas de expectativas de inflación se han incrementado, lo que sugiere una propagación inflacionaria mayor que la prevista, agregó.

Patillo precisa que el alza de tasa no tendrá efecto en la inflación de corto plazo, pero "refleja el compromiso oportuno del banco con la meta, lo que nunca ha estado en duda".

Por el contrario, el economista Patricio Rojas piensa que la credibilidad del Banco Central estaba en duda y tenía que dar una señal fuerte de compromiso, tanto subiendo la tasa de interés en 50 puntos como asumiendo una posición más dura en su discurso.

"El Banco Central se ha preocupado de no quedar rezagado respecto de las expectativas del mercado, lo que es positivo", dice Ignacio Rodríguez, gerente de Inversión y Estudios de Principal Asset Management. En los precios de los papeles está implícito en el mercado que la TPM llegará a 8% a fines de año, pero las dos alzas consecutivas de 50 puntos base pueden permitir que la dosis sea menor, aunque también dependerá de la evolución de los precios externos y su impacto en la inflación, agrega el ejecutivo.

ACTIVIDAD

Los datos de actividad para el segundo trimestre son coherentes con las perspectivas de expansión entre 4 y 5% contenidas en el IPoM, asegura el Central.

Comunicados de junio y julio

"En su reunión mensual de política monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó aumentar la tasa de interés de política monetaria en 50 puntos base, hasta 6,75% anual".

"Dado el deterioro que ha experimentado el panorama inflacionario, este aumento de la tasa de política es necesario para evitar una postergación indeseada de la convergencia de la inflación hacia el 3%".

"La inflación de mayo superó significativamente lo anticipado, debido a nuevos aumentos en los precios de la energía y, principalmente, de los alimentos. Las medidas subyacentes de inflación y varias medidas de expectativas de inflación se han incrementado. La dinámica salarial sigue ajustada a patrones históricos".

"En su reunión mensual de política monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó aumentar la tasa de interés de política monetaria en 50 puntos base, hasta 7,25% anual".

"Dado el deterioro del panorama inflacionario, este aumento de la tasa de política es necesario para asegurar la convergencia de la inflación hacia el 3% en el horizonte de política".

"La inflación de junio superó significativamente lo anticipado, debido a nuevos aumentos en los precios de la energía y de los alimentos. Las medidas subyacentes de inflación y varias medidas de expectativas de inflación se han incrementado, lo que sugiere una propagación inflacionaria mayor que la prevista. La dinámica salarial sigue ajustada a patrones históricos".

Los créditos de consumo serán los más impactados

Si va a pedir un crédito para cambiar el auto o comprarse un plasma, mejor piénselo dos veces. Ésa es la recomendación que hacen hoy los expertos, sobre todo luego de la nueva alza en 50 puntos base de la tasa de política monetaria que llevó a cabo ayer el Banco Central.

De acuerdo con los analistas financieros, los préstamos en los que más subirán los intereses serán, sin duda, los dirigidos al consumo. Esto, porque con su decisión el Banco Central busca reducir la demanda interna, la cual, según dice en su comunicado, continúa creciendo a tasas elevadas sobre todo en productos importados.

La analista de bancos de Feller Rate, Claudia Labbé, explica que la medida de la autoridad sin duda profundizará la desaceleración que venían mostrando los créditos de consumo, por la reducción de la oferta bancaria y por la menor demanda de las personas.

La analista de bancos de Fit, Natalia Aránguiz, dice que ya se ve menos disposición de la gente a comprar autos y otros bienes durables.

En cuanto al crédito hipotecario, si bien las tasas no debieran reaccionar con la misma velocidad, sí podrían reducir su expansión. El analista de Fitch Ratings, Abraham Martínez, sostiene que variables como la fuerte inflación actual, la contracción en la actividad económica y el efecto negativo que esto tendrá en el nivel de empleo, podría ocasionar la postergación de decisiones de financiamiento de largo plazo, como pedir un préstamo para la vivienda.

Por su parte, la analista de Santander Investment, Paula Vicuña, añade que están cambiando las expectativas de las personas, y puede ser que muchos reconsideren la posibilidad de endeudarse a largo plazo ante la eventualidad de no poder cumplir con el pago de las cuotas.

La opinión de los expertos

Patricio Rojas

"El fisco no está entregando una señal que favorezca la política del Banco Central. El sesgo al alza era necesario porque lo más probable es que se requieran alzas adicionales para contener las expectativas inflacionarias. Si el mercado cree en el compromiso del Central con la meta de inflación, las tasas de interés de largo plazo debieran tener un descenso".

"Creo que se equivocó al sacar como argumento de la intervención cambiaria acumular reservas. El mercado no lo ha creído, sabe que esa no fue la razón".

Hernán Frigolett

"El alza de la tasa de interés afectará la demanda y la inversión pero no tendrá mucho efecto en los precios porque a la inflación le están pegando factores exógenos que no tienen que ver con su gasto interno".

"Habría preferido una mantención de la tasa y esperar las medidas que debería tomar el ministerio de Hacienda. Me refiero a políticas de estabilización de precios de combustibles y elecricidad, cambiando el concepto de subsidio por impuestos variables".

Guillermo Patillo

"Sin duda el aumento de la TPM va a constituirse en un freno adicional al gasto privado en consumo y particularmente aquel afecto a la tasa de interés como bienes durables. Por eso cabe esperar un alza en las tasas de corto plazo de las tarjetas de crédito no bancarias, en los créditos de consumo, etc. El efecto en las tasas de largo plazo es marginal. Dado el nivel de indexación de la economía chilena y el parcial desanclaje de las expectativas, a fin de año la TPM podría llegar a 7,50%".

Ignacio Rodríguez

"Al nivel que ha llegado la inflación y dado la inercia o grado de indexación que ella tiene en la economía chilena, el riesgo del Banco Central de quedarse corto respecto de las expectativas del mercado era demasiado grande".

"Las tasas que hoy tenemos en el mercado se adelantaron a lo que el Central ha hecho ahora. Las tasas venían reflejando la necesidad de un alza en la TPM. Esperaría que se calmen las expectativas respecto a cuán arriba puede llegar la tasa, dependiendo también de los precios externos".